Comentarios sobre “Siguiente, por favor” por el Lic. Santiago Algán

“Siguiente, por favor” (de Ana Maugeri, Belén Wedeltoft)

Dos personas: hombre y mujer. Un espacio que en principio evoca una dependencia pública pero que conforme avanza la trama muta a un no espacio / no tiempo. Cualquier anclaje temporal es vano. “¿Se puede hablar acá?” pregunta ella. “Yo no hablaría” responde él.  Ella radiante de colores y libertad, él encorsetado en un negro riguroso que le contiene todo el ser.

“Siguiente, por favor” es una pieza teatral escrita por Ana Maugeri y Belén Wedeltoff que se representa en el teatro Korinthios. Ella es Romina Pinto, él Iván Steinhadt. Ella es hija de desaparecidos, él es hijo de un militar y una madre tácitamente cómplice. ¿Pueden tener algo en común? ¡Claro que sí! ¡La vida tienen en común! Ella en su verborragia y el en su silencio hablan de la misma soledad.

Se trata, pues, de una pieza que discurre en un dialogo permanente entre ambos personajes anclados en ese espacio tan despojado de referencialidades que solo les contiene el discurso. Lo que en principio se presenta como una dificultad de la puesta en escena, esto es la no acción física, termina siento parte de una propuesta meditada. En este sentido, Ana Maugeri, la directora, es absolutamente coherente con su poética.

“Siguiente, por favor” es una obra que bien puede ser el punto de partida para un arduo debate, cena de por medio, respecto a teatralidad y arte en general, pero también respecto a identidad, política e historia reciente de los argentinos.

Siguiente por favor 1